Morir con Salud

Morir con dignidad

«La muerte no existe, y con este conocimiento desaparece el miedo a ella.
Y recuerda nadie que existió murió.
Se volvieron ligeros y todavía existen como tales.
De vuelta a una de las energías anteriores.
Cristo y algunos otros conocían este secreto.
Buscaba como preservar la energía humana.
Es una de las formas de luz, en el alma, a veces como la luz celestial más alta.
No lo he buscado para mí, sino para el beneficio de todos.
Creo que mi descubrimiento facilitará y hará más llevadera la vida de las personas y las orientará haciala espiritualidad y la moral».
Nikola Tesla